sábado, 9 de marzo de 2013

Castillo y Judería de Monclús

El 9 de marzo de 2013 subo al Castillo de Monclús (Monte Cerrado) junto al pantano de Mediano guiado por Javier Carruesco del Mesón de Samitier que me conduce primero por parte del camino bien trazado que lleva a Palo, pero después siguiendo un viejo camino que está completamente tomado por los matorrales. 

Es una ruta que no está señalizada apta únicamente para montañeros con experiencia. Se encuentra muy emboscado un tramo del camino. Necesario pantalon y manga larga para evitar arañazos.

En menos de una hora y media estamos arriba.  Descargar track ruta en wikiloc


Peña Montañesa y Tozal de Monclús

Es una pequeña ruta de apenas 5 kilómetros ida y vuelta  (contemos 2 kilómetros más desde que dejamos el coche en la barrera antes de la central).

Pero tenemos que salvar tres pequeños obstáculos para alcanzar el Monte Cerrado, que son "Los guardianes de la Pirámide", que con esta guía y el track del GPS podremos alcanzar. Necesitamos ponernos en la mochila, además de agua, el espíritu de los exploradores y los arqueólogos para encontrar La Joya escondida del Sobrarbe.

El motivo de hacer esta ruta viene de la curiosidad por conocer las comunidades Judías que hubo en el Pirineo siguiendo el rastro de un apellido materno.  En esta búsqueda encontré la historia de la masacre el 3 de Julio de 1320 en la Judería de Monclús que produjeron el ejército de miles de "Pastorells"  hambrientos y fanáticos que pasaron el Pirineo  para alistarse a la cruzada que había convocado el infante Alfonso de Aragón que partía desde Sarrión a primeros de Julio.

Esa historia es la que me animó a conocer Monclús. Aquel pantano de Mediano y aquel Tozal piramidal cobraban otro significado distinto al únicamente geográfico.

Esta judería se había establecido junto al río Cinca huyendo de Francia atraídos por la acogida de lo reyes de Aragón a la comunidad judía.

Jaume Riera i Sanz ha documentado este hecho histórico en diferentes artículos. En "Los Pastorells en Barbastro (Julio de 1320)"  queda documentado lo que se sucedió en Monclús atendiendo a la documentación existente en el Archivo Histórico de la Corona de Aragón. Podemos descargar el pdf del artículo en el enlace indicado.

El barbastrense Alfonso Carrasquer acaba de publicar en el año 2016 la novela El Vendedor de Quimeras que trata sobre estos acontecimientos. Se puede comprar en librerías o por Internet en Librería Castillón


El día 9 de julio de 2016 acompaño al autor junto a un grupo de Montañeros de Aragón de Barbastro.

Junto a Alfonso Carrasquer, sosteniendo el muro

Comparativa mapa actual y mapa de 1932

En la imagen superior vemos a la derecha el mapa del recorrido que hemos realizado cruzando por la presa del pantano. A la izquierda tenemos un mapa de 1932 donde no se encuentra el pantano. Entonces el acceso a Pano se hacía por el Puente del Diablo.

En el mapa de 1932 hemos situado donde se encontraría Monclús aproximadamente y el Puente de Monclús que era de un sólo arco. Es conocido porque en dicho lugar fue asesinado a traición el Rey de Sobrarbe Gonzalo en el 1038.

En la foto inferior vemos una foto del Puente del Diablo realizada en los años 1930 cuando se estaba construyendo la Presa de Mediano. En la actualidad queda sumergido a los pies de la presa. Al fondo el Tozal de Monclús. La línea azul marca el nivel del agua. Esta foto pertenece a la colección del Museo de Bielsa.



En la foto inferior vemos Mediano en los años 1930. Monclús estaría situada en la ladera del Tozal al fondo. En el siglo XVI el Castillo de Monclús quedó totalmente destruido por las revueltas contra la Baronía de Monclús por parte de los pueblos de Mediano, Pamplano, Arasanz, Palotrillo, Arcusa, Olsón y Castillazo que querían pasar a ser de realengo, consiguiéndolo en 1585. En la ruta de Mediano a Arasanz podemos ver el Castillo del Barón en Arasanz. Esta foto pertenece a la colección del Museo de Bielsa.

Mediano antes del pantano
A Subida al Castillo

Salimos de la presa de Mediano. El tozal de Monclús lo encontramos como una pirámide rodeada casi en su totalidad por el agua. La torre de la iglesia de Mediano nos acompañará en todo el recorrido. La judería queda, también, sumergida por el agua a los pies del tozal.

La pirámide y la torre son dos elementos reales y simbólicos que no dejamos de contemplarlos. Como veremos a continuación, su historia y destino están unidos. Comparando las fotos, vemos la profundidad del pantano por debajo de la línea azul que marca el nivel del agua.



Tomamos el camino señalizado que lleva a Palo que sube paralelo a la margen derecha del pantano, que comunica La Fueva con la parte meridional de Sobrarbe. (Ver la ruta El Camino de la Feria de Ainsa a Graus). 

El tozal de Monclús está presente  en todo el recorrido. Conforme nos acercamos aparenta ser más una gran pirámide. Durante este trayecto el Pirineo lo contemplamos majestuosamente enfrente.

Este camino se hizo nuevo cuando se inundó el pantano porque el que iba al Puente del Diablo quedaba cubierto por el agua.  La arquéologa Julia Justes Floria considera que la vida en la población de Monclús "se detiene en algún momento del siglo XVI, el pueblo se abandona, se traslada unas decenas de metros hacia el oeste, al otro lado del río, a un lugar de mejor habitabilidad, más próximo a las tierras de cultivo… A partir de ese momento Monclús desaparece de las fuentes escritas, apareciendo en su lugar la población de Mediano. Este traslado de la población, la destrucción del castillo y la construcción del puente del Diablo son hechos que sin duda deben de tener alguna relación".

Tozal de Monclús

Dejamos el camino que lleva a Palo justo donde se encuentra un collado que nos conduce hacia el promontorio. Luego tenemos que mantener la altura hasta llegar a la arista que sube desde el pantano de Mediano. Hay que hacerlo campo a través. Es necesario equiparse con botas, pantalones largos por los matorrales y un palo. La descarga de la ruta en el teléfono nos puede facilitar orientarnos si nos desviamos.

Al tratarse de un tramo de unos 400 metros, podemos pensar que es muy complicado al comenzar pues nos desorientamos por los árboles y los matorrales. Debemos tomárnoslo con serenidad. Por algo se llama Monte Cerrado. Esta tupida  vegetación es el "Primer guardián de la pirámide". Luego el paisaje y las ruinas valen la pena.

Veremos como pequeños senderos de jabalíes. Este es el trazo que debemos seguir (al igual que el del GPS). Es el camino que toman para ir al robredal que sube desde la judería sumergida por el agua hasta media ladera de Monclús. Allí tienen mucha comida de las hojas tiernas y las bellotas.

Subiendo al Tozal

Conforme ganamos altura el pantano va teniendo otra perspectiva ante nuestros ojos. En el paso de la arista tenemos esta vista de la presa de Mediano. Es el premio de "los guardianes de la Pirámide". El sendero se podría recuperar fácilmente desbrozando algunas ramas y arreglando un paso en la roca. Monclús es la joya escondida del Sobrarbe.

Una vez que atravesamos la vegetación y nos acercamos a la arista nos encontramos con "El segundo guardián de la Pirámide". Es una gran veta de piedra gris de unos 5 metros de anchura que debemos atravesar y nos lleva justo al paso de la arista que le hemos denominado "Paso de la Cabra" porque se encuentra junto a una pequeña cueva donde se ven rastros de cabra. 

Pareciera que el paso ha sido diseñado para una película de aventura. Un trozo de tela blanca y unas piedras que parecen que se van a caer, dan muestra de que estamos en el paso. No hay otra posibilidad de acceso.

Pantano subiendo

Hasta la arista nos vamos encontrando pequeños tramos de un antiguo camino que luego continúan hacia la ladera pero los matorrales lo hacen difícil de seguir. La subida hasta arriba la hacemos por una veta de piedra junto a la arista. Apenas son doscientos metros de recorrido pero el desnivel hace que parezca más.

Subida por la arista

Disfrutemos del paisaje. Calma. Esta arista es el  "Tercer Guardián de la Pirámide". La panorámica durante la ascensión es excepcional en todas las direcciones. Si nos acercamos a la arista tenemos vistas hacia Palo.

Paisaje hacia La Fueva

Subiendo por la arista nos encontramos el Torreón sur de la fortaleza. Ya no quedan vigilantes que nos paren el paso. En el camino nos hemos ido haciendo fuertes. Los tres guardianes nos dejan que visitemos la pirámide.

Torreón sur del Castillo de Monclús

Si miramos hacia el sur nos encontramos en lo alto de la Sierra el Castillo de Samitier, que era el otro castillo que protegía el Sobrarbe en aquellos siglos de ocupación musulmana de la península ibérica. Frente a frente a ambos lados del Río Cinca. (Ver la ruta El Camino de la Frontera).


Castillo de Samitier enfrente

Si seguimos ascendiendo más alto vemos la parte del pantano que rodea el tozal por el norte con la Peña Montañesa al fondo. Esto hace ser consciente de encontrarnos casi rodeados por agua. Este ha sido El Principal Guardián  que ha hecho permanecer olvidada esta joya.

Antes de la construcción del pantano había un camino por la margen derecha del río que se cruzaba por el Puente del Diablo en el congosto. Este camino recorría Monclús y Arasanz para llegar después a Griebal.

El pantano casi rodea el Tozal de Monclús

Las nubes nos impiden ver el Pirineo nevado. Sólo vemos la Peña Montañesa, pero el juego de luces es extraordinario con el reflejo del agua sobre el pantano.


Paisaje hacia el norte

En el lado norte del montículo nos sorprende una torre con uno sillares todavía bien conservados. Es la Torre Norte del Castillo. Al ser un lugar muy poco visitado tienes que ir desbrozando el camino. Sin duda que esta joya merecería que se le limpiara y se acondicionara para conocer mejor su historia.

Este torreón de 5 metros de diámetro data de la reforma principal de 1488 con aspilleras de gran luz interior, entre 1,5 m. y 1,6 m. cubiertas con dos dinteles escalonados. La puerta de entrada se encontraba el el franco este junto a la torre norte. Todavía se ve la estructura.


Torre Norte
La cima está rodeada por pequeños muros casi destruidos. La ladera está sembrada de piedras que proceden del castillo. Son siglos de abandono y, posiblemente, las mejores piedras fueron reutilizadas para otras construcciones en el valle.


Muros del Castillo
Adolfo Castán hizo un gráfico de la planta del castillo en el año 2004.

Planta del Castillo

El cielo cubierto nos va sorprendiendo con un paisaje mágico con la torre de Mediano en el pantano omnipresente. La majestuosidad del Monte Perdido, la longitud del pantano hasta Ainsa y el anochecer son sobrecogedores.

Paisaje hacia el oeste

De bajada, buscando el camino que descendía hacia la Judería de Monclús nos encontramos un gran muro de unos 5 metros de altura bien conservado que nos da cuenta de lo inexpugnable que era la fortaleza, que finalmente fue destruida por la rebelión de los pueblos contra el Barón.

Muro oeste del castillo
Este muro se parece mucho al de Muro de Roda.

Muro de la fortaleza de Muro de Roda

La bajada hacia la judería se hacía atravesando un bosque de robles. Al fondo vemos Plandepalacios,  también sumergido por el agua, donde los Pastorells pasaron la noche el 2 de julio de 1320 antes de llegar a la Judería de Monclús.


El paisaje de vuelta deviene mágico con el agua de Mediano reflejando el cielo encapotado. Y la torre, siempre allí. En la memoria se entremezcla el paisaje y la historia. Bajo esas aguas tranquilas se sumerge la historia que la Pirámide de Monclús ha contemplado impasible.


El cono de la torre de Mediano es una puerta mágica a la historia que nos interroga serenamente. Así permanece desde 1969 cuando se inundó el pueblo. Fue acabada de construir en 1589 cuando Mediano ganó población al abandonarse Monclús tras la rebelión contra la Baronía de los pueblos que pertenecían (En las Cortes de Monzón de 1585 pasan a ser de realengo).

El Puente del Diablo (sumergido) era la nueva vía de comunicación que sustituía al Puente de Monclús. En el año 1320 lo atravesaron miles de fanáticos "Pastorells" que aniquilaron la Judería de Monclús. En el 1038 es asesinado en su entorno Don Gonzalo.


De nuevo en la presa, la silueta del Tozal de Mediano deviene una pirámide que permanecerá solitaria hasta que otro grupo de "arqueólogos" se atrevan a atravesar sus tres guardianes de la pirámide de este Monte Cerrado.  El cono de la Torre de Mediano se oscurece cerrando su puerta mágica a la historia.



Acabamos la ruta con los últimos rayos del sol reflejado en la roca caliza de la Peña Montañesa. En la memoria se entremezcla el color del agua y el cielo reflejándose mutuamente con la historia vivida en este territorio.

Junto a la carretera, en el barrio nuevo de Mediano, se ha construido un pequeño campanario donde está colocada la campana de la Torre de la Iglesia inundada de Mediano. Me gustaría poder romper este  sereno silencio y redoblarlas para que la historia no quede olvidada.

En el Mesón de Samitier nos espera Begoña con una buena merienda para recuperar las fuerzas. Comiendo conversamos sobre el recorrido y la historia. Desde esta casa de turismo rural podemos descubrir otras joyas del Sobrarbe.

En el post Monclús, 3 de julio de 1320 explico el recorrido de los Pastorells entre Ainsa y Monclús.

El 20 de junio de 2014 subo al Castillo por segunda vez. La parte boscosa hay que tomársela con tranquilidad y protegerse de los arañazos de la vegetación. Esta vez me sorprende encontrar estelas que rememoran los judíos muertos. Cuando subes cansado los 200 metros de desnivel de la arista, antes de llegar al primer torreón, encuentro esta estela.
Alguien la ha puesto para rememorar. Descubro que hay algunas más en el entorno de las ruinas del castillo.


Estela en el Castillo de Monclús
Quería subir en una fecha cercana al 3 de julio para sentir la luz y el calor. En el primer torreón todavía podemos sentir la protección de la fortaleza. Sobresaliendo del agua vemos la torre de la iglesia de Mediano.


Torre de Mediano desde Monclús.
Desde la parte norte de la fortaleza vemos Plampalacios, donde acamparon "Los Pastorets" la noche anterior.


Plampalacios desde Monclús
Se nota la luz del día. Llego a las 22 horas al camino de Palo con visibilidad. Todavía tengo el miedo de haberme encontrado un jabalí a apenas 10 metros. Le he dicho "marcha" y se ha ido. 


Monclús desde el camino de Palo
B Población de Monclús

El 4 de octubre de 2014 aprovechando que el pantano está bajo realizo una excursión exploratoria para ver las ruinas donde estaba localizada la población de Monclús frente a Mediano.


Mediano y Monclús
El objetivo inicial es poder hacer una vuelta al Tozal de Monclús aprovechando la bajada del agua para llegar al asentamiento marcado con un cuadrado amarillo en la foto adjunta.


Ruta realizada
Sigo la ruta original para el castillo, pero al llegar al collado bajo hacia el pantano en dirección norte para intentar bordear el tozal. Desisto al encontrar un cortado. Retrocedo para intentar por el otro lado, pero también encuentro 


Pasos que impiden la vuelta al Tozal de Monclús
Encuentro restos del antiguo camino a Palo pasando por el Puente del Diablo, que está bajo el pantano habitualmente. Madoz ya habla del puente que pasaba por la partida que llamaban Tremor


Antiguo camino a Palo por el puente del diablo
También, lo encuentro del camino que iba desde La Fueva a Sobrarbe.


Antiguo camino de La Fueva a Sobrarbe
La única forma de acceso por tierra es por el mencionado anteriormente "Paso de la cabra" para luego bajar campo a través a la orilla del pantano. Por el camino, podemos ver la iglesia de Mediano y las ruinas donde estaba el pueblo.


 Mediano
Conforme bajamos, podemos ver el espacio que ocupa Monclús. Como se puede ver en las fotos antiguas mostradas, al igual que Mediano, se encontraba sobre un altozano. Se ha marcado donde estaba la iglesia.


Bajando a Monclús
Ya abajo vemos Mediano al otro lado del pantano.


Mediano desde Monclús
Al llegar, me sorprenden los muros y el esqueleto de los árboles del camino de La Fueva a Sobrarbe.


Camino de La Fueva a Sobrarbe en Monclús
Bajo el camino, son fascinantes los muros de piedras que el pantano los mantiene cubiertos gran parte del año. Se ven muchos restos de  cerámica que indican el asentamiento.


Muros en Monclús
Junto a las aguas del pantano, también se ven los cimientos de una largo muro hasta la zona donde estaba la iglesia.


Muros junto al pantano
Al final de la gran pradera de unos 400 metros de largo nos encontramos la ruinas de "Nuestra Señora de Monclús", que se dinamitó en la construcción del pantano. Madoz refiere su importancia porque la toma de posesión del curato de Mediano se hacía en este santuario, que dice era la antigua iglesia.

Los de Mediano iban en procesión el 20 de mayo. Dicen que tenía fama su virgen por curar el bocio. Había un recipiente de aceite que la gente probaba para facilitar la curación. Un pequeño arco todavía se mantiene el pie.


Ruinas de Nuestra Señora de Monclús
Junto a las ruinas, vemos una rueda de molino. Tal vez del molino que nombra ya Madoz. Una vez abandonado Monclús en el siglo XVI, estas tierras pertenecían al obispado de Barbastro y eran cultivadas por "Los socios de la Virgen de Monclús" de Mediano.


Piedra de molino junto a las ruinas de la iglesia
Exploro si encuentro el camino al castillo que subía por la arista norte, pero no lo encuentro fácilmente por la vegetación. Así que pienso regresar por el mismo sitio. Me equivoco al querer subir antes de una gran veta que asciende por el oeste. Me obliga a subir hasta el castillo. Pero vale la pena por las vistas.


Iglesia de Mediano desde el castillo de Monclús
Es la tercera vez que subo al castillo. Veo que ha subido mucha gente por las pisadas y el movimiento de algunas piedras.


Daniel Vallés Turmo.

Cerca de aquí puedes consultar la espectacular  Ruta Circular del Entremón por ambos lados del río.

Puedes ayudar a difundir el blog de Caminos Barbastro haciendo LIKE en la página de Facebook de Caminos de Barbastro (pincha en el enlace para acceder)