sábado, 27 de diciembre de 2014

Circular Abizanda

Abizanda, Abinyuyas, era una fortaleza árabe que fue reconquistada por Sancho III El Mayor en el año 1023.

Se encuentra situada en el extremo este de la Sierra del Arbe, de donde se piensa viene el nombre de Sobrarbe. Es la primera población de esta comarca viniendo del Somontano por la carretera A 138.

Sorprende su torre defensiva de 24 metros que servía de comunicación con otras torres defensivas como Muro de Roda (Ver ruta), Castillo de Samitier y  Castillo de Escanilla..

Abizanda 
Es un pueblo pintoresco donde nos sorprenden su pozo árabe, su fuente, sus casas fortaleza y sus calles. Además de contar con el centro de los Los titiriteros de Binéfar y el Museo de creencias y religiosidad popular. 
Es de agradecer los carteles interpretativos y las direcciones bien indicadas de los senderos. Es fácil mantener una conversación con su historia.

Fuente y abrevadero de Abizanda

Se plantea una ruta circular entorno a Abizanda de 13 kilómetros, 500 metros de desnivel y 5 horas de duración cuyo recorrido se puede consultar en wikiloc



La ruta parte de la plaza principal donde nos encontramos una cruz de cruce de caminos. Seguimos el camino señalizado GR 1.1 que en 20 minutos nos lleva cerca de la Ermita de San Salvador.

Cruz de caminos
En el kilómetro 1,1 dejamos la GR 1.1 para retomar la carretera antigua que subía de Barbastro a Ainsa por el Puerto del Pino. Esta carretera se hizo a partir del Plan de Carreteras de 1860.

Ruta realizada marcada en el mapa de 1932
Seguimos esta carretera histórica pero ya poco transitada hasta el kilómetro 5,1 de la ruta donde se encuentra el Puerto del Pino y tomamos una pista.  Viniendo de Naval hemos visto las salinas de la Rolda junto al pueblo y las de Ruelas dejando el pueblo.

Es desde este punto que se ha realizado la ruta de senderismo infantil de Montañeros de Aragón de Barbastro. Hoy el grupo es más numeroso porque se incorporan participantes de la feria infantil Zagalandia.


Grupo de Senderismo Infantil de Montañeros de Aragón de Barbastro
La ruta realizada por el grupo ha sido de 8 kilómetros, 220 metros de desnivel y 3 horas de duración cuyo recorrido se puede consultar en wikiloc. En este caso el autobús nos ha dejado en el Puerto del Pino y recogido en Abizanda.

En el mapa adjunto vemos marcado en rojo el recorrido realizado y en naranja los 5 kilómetros que permiten convertirla en una ruta circular.

Ruta realizada en el mapa
Hace un día nublado que no permite ver el paisaje disponible desde el Puerto del Pino.

Hacia Abizanda desde el Puerto del Pino
Hacia Naval desde el Puerto del Pino
Vamos subiendo por la pista (ha sido realizada para posibilitar el acceso al bosque y a los cortafuegos) que nos permite ver Naval hasta que llegamos en el kilómetro 6,6 junto al Pico del Pino donde cambiamos de vertiente en el Barranco de la Trinidad y ver el paisaje del Sobrarbe.  Aunque hoy la niebla sólo nos deja ver los montes más cercanos, como es el caso del anticlinal del Tozal de Palo.

 
Tozal de Palo desde el Barranco de la Trinidad
En el kilómetro 8,4 nos cruzamos con el sendero señalizado PR 159 que va desde Abizanda a Olsón. (En la ruta Circular Olsón se recorre el tramo desde Olsón hasta San Benito.) Este camino se cruza con la Cabañera del Cinca en el Mesón de la Sierra.

San Benito desde San Victorián
San Victorián y Abizanda desde San Benito

La ermita de San Victorián se encuentra a unos cientos de metros de este cruce. Junto a la ermita hay señalizado un mirador que permite, en caso de visibilidad, un amplio paisaje. Además hay una foto donde se indican las montañas y poblaciones que se ven desde allí.

Abside de la Ermita de San Victorián
La ermita, de reminiscencia románica, está dedicada a San Victorián (siglo VI) que estuvo de emerita en la cueva de La Espelunga, cerca del actual Monasterio de San Victorián. Seguidor de las enseñanzas de San Benito, casualmente, se encuentra en lo alto de la sierra otra ermita dedicada a su nombre.

Tras la comida, nos hacemos una foto de grupo y me piden que explique a los niños algo de historia y la tradición de la romería de los langostos que se hace el domingo más cercano a la festividad del santo el 12 de enero. 

Foto de grupo en la ermita de San Victorián
Los habitantes de Abizanda, tras asistir a misa, suben en romería a la ermita de San Victorián. Extienden una sábana blanca sobre la que se depositan un porrones de vino y las tortas de caridad, que se repartirán después.
Luego, se observan los pequeños insectos (llamados langostos) que se acercan. Los mayores del lugar, según el número de insectos y su color pronostican la abundancia de las cosechas.
Así, se abundan los negros, indican buena cosecha de vino; si abundan los verdes, de olivas; y los marrones, de cereal. Tras este ritual, los asistentes disfrutan de las tortas y el vino.

Rito langostos 2015. Foto: José Luis Parra en  Ronda Somontano
Mantengo una conversación con la historia del entorno donde nos encontramos (la Sierra de Arbe a la entrada del Sobrarbe), hablando de su historia y sus tradiciones.

Explicando el ritual de los langostos y la historia
Para bajar a Abizanda volvemos atrás para coger el sendero PR 159 que tras 3.5 kilómetros nos lleva abajo. Desde la ermita, la niebla apenas nos deja ver la torre del pueblo.

Abizanda desde San Victorián
El sendero está bien marcado y es entretenido. En el kilómetro 9,4 pasamos por una parte rocosa de conglomerados.

Atravesando unos conglomerados
El camino baja paralelo al barranco de la Trinidad, hasta que en el kilómetro 10,5 se une al Barranco del Río.  Antes de llegar al pueblo, sorprenden los restos del antiguo corral de la Planaza, que aparece en el mapa de 1932, que nos indica la tradición ganadera.

Corral de la Planaza
Abizanda va pareciendo cada vez más cerca conforme nos acercamos.

Llegando a Abizanda
Una vez en la población, vemos un punto blanco en la sierra que es la Ermita de San Victorián.

San Victorían desde Abizanda
Hoy la niebla sobre el pantano no nos dejaba ver bien los pueblos. De vez en cuando, aparecía Clamosa como una isla, así como otros pueblos del otro lado del río Cinca. Al no haber puntos de referencia, era difícil reconocerlos.

Tradicionalmente Abizanda tenía relación con estos pueblos.Con Clamosa, había un paso con barca, frente a Casa Olivera, que se llegaba por el Camino de la Barca. También, servía para comunicarse con La Penilla y Aldea de Puy de Cinca. Otro camino llevaba a Puy de Cinca. En ambos caminos, junto al río Cinca nos encontramos un molino.

Comunicaciones con el otro lado del Cinca
Este paso de barca de Abizanda se estableció en el año 1585, autorizando el señor de Clamosa a Joan Barbanoj a instalar una barca. Es una barca de "maroma" (cuerda). En el año 1904 Lucién Briet la fotografió. Más tarde, se cambió la barca por un cajón.

Foto de la barca de Lucién Briet

Daniel Vallés Turmo, 27 de diciembre de 2014

P. D. Si te gusta este blog, puedes ir a facebook y pulsar SEGUIR.