domingo, 11 de diciembre de 2016

Ermita de la Roca

La Ermita de la Roca se consagró en el año 996 junto al castillo del Morrón de Güell en lo que era el Condado de Ribagorza.

Se propone una ruta de 9,6 kilómetros, 460 metros de desnivel y unas tres horas de duración partiendo de Las Badías de Güell.

Se puede consultar y descargar la ruta en wikiloc




Para llegar a Las Badías se coge en Graus la carretera que va hacia Roda de Isábena, cogiendo un desvío pasado La Colomina. Llegamos a Las Badías tras 4,5 de una pista asfaltada en buen estado.


La ermita de las rocas desde La Badías
Junto a una cruz de camino tomamos la GR 18 que no está bien marcada en este tramo (por eso se aconseja llevar el track).

El camino hasta San Pelegrín se hace por una cresta con un extraordinario paisaje hacia el valle del Isábena.

Hacia San Pelegrín
San Pelegrín se ha restaurado hace unos años rodeada de una plantación de vides.

San Pelegrín y la ermita en lo alto.
En apenas 45 minutos llegamos a la puerta de la finca. Para coger la pista que sube a la ermita, subimos un pequeño desnivel sin coger ni el camino ni la pista que van hacia el norte.

En otros 45 minutos llegamos a la Ermita de la Roca.

Ermita de la Roca
El paisaje es extraordinario. Podemos ver Roda de Isábena, la Sierra de Sis y el Valle del Isábena.


Roda de Isábena y la Sierra de Sis
El domingo 18 de diciembre Montañeros de Aragón de Barbastro realiza el Belén Montañero.

 
Pedro Escartín presidió la eucaristía
Dejamos una pequeña replica del Belén junto a la imagen de la Virgen de la Roca.


Ermita de la Roca
 Luego cantamos villancicos en la pradera junto a la ermita y nos hacemos una foto de grupo.

Foto de Grupo
Volvemos al punto de partida por el mismo trazado. Al bajar aprovecho para comprar pan y repostería en Casa Peix de Serraduy. También, podemos comer un menú típico de la zona por un buen precio. 

Realizo esta excursión en el año que hace el 900 aniversario del Destierro de San Ramón, Ver ruta del Camino del Destierro de San Ramón en el blog.


Daniel Vallés Turmo, 11 de diciembre de 2016