domingo, 12 de octubre de 2014

Ruta del yeso en Peraltilla

Peraltilla tiene en su parte este la formación de yesos (chesas) que continua hacia Barbastro. Desde 1922 a 1965 hubo varias iniciativas empresariales para la explotación del yeso. Esta ruta de 6 kilómetros quiere acercarnos a ver los indicios que quedan de esta industria.

Ruta del Yeso en Peraltilla
En el programa de fiestas de Peraltilla de año 1989 se explica la historia de la explotación del yeso en Peraltilla:

    Siempre me habían comentado de la importancia que en su día tuvo la producción de yeso en Peraltilla, de todos los lugares de la provincia llegaban carros a cargar yeso.  La industria del yeso acabó con la llegada de la mecanización.  Para conocer a fondo la historia, primera que se escribe, me valga de dos importantes yeseros de la época; don Faustino Arroyos y don Agustín Riverola.
    Nos situamos en el año 1922, era alcalde de Peraltilla don Pedro Liesa, se presentaban a las elecciones para diputados el Conde de Romanones por las izquierdas y el señor Imac por las derechas; salió elegido el Conde de Romanones aunque en Peraltilla el triunfo fue de las derechas.
    A todos los votantes de las derechas el señor Imac les regaló un cordero para hacer una merienda en casa del señor Alcalde y les regaló un motor de 6 caballos y tejas para hacer la caseta del tozal del yeso, los maderos fueron a comprarlos recién cortados a la montaña con tres carros.
    Todos los que habían votado a la derecha hicieron una sociedad (entre 40 a 50 personas); muchos de los socios pensando que la sociedad no iba a marchar bien vendieron su parte a 15 pesetas, los demás socios las compraron.
    Me comentan que por cada parte en un principio venían a repartir entre 30 a 50 pesetas cada tres o cuatro meses.
    Los demás del pueblo (los de izquierdas) pidieron entrar a formar parte de la sociedad, para concederles una parte les pidieron 75 pesetas, lo cual les pareció caro y decidieron hacer otra fábrica en la posada de abajo; esto sería entre los años 1925-26.
    Al poner en marcha esta fábrica se creó un problema de competencia, ya que los de la posada de abajo vendían al mismo precio y entonces los carros no bajaban a cargar a la fábrica del tozal. Esta sociedad la formaron entre 12 y 15 personas.
    Ante el problema ocasionado determinaron comprar la posada de arriba que era propiedad de don Ricardo Cosculluela. La compraron Faustíno Arroyos, Polito Craver, Agustín Broto y Guillermo Altemir. Pusieron a Mariano Coronas de arrendador dándole un tanto y viviendo allí, a todos los socios se les vendía a un real más barato por cahíz (8 dobles) y un real por cahiz por subirlo en carro.
    En 1930 vendieron la posada de arriba a la familia Salvatierra, se marchó Mariano Coronas y acordaron hacer una tercera fábrica, 1933- 34.
    Todos los socios que se integraron en esta fábrica (15 aproximadamente) perdieron la parte de la fábrica primera.
    Al estallar la guerra se unieron la posada de abajo con la fábrica de tozal y bajaron al molino de la posada de abajo que era mucho mejor. Las dos fábricas, el tozal y posada de arriba funcionaron basta hace pocos años, 1960-65.

 El proceso del yeso era el siguiente:
1.- Se cortaba el yeso con dinamita en tozales.
2.- En hornos en el mismo tozal se cocía con leña entre 100 a 200 cahíces.
3.- Con carros y volquetes se llevaba a la fábrica.
4.- Se molía con motores de gasolina.
5.- Se amontonaba a granel, unos 1.000 cahíces, donde la gente venía a cargar, bien a granel o en sacos.

En wikiloc podemos consultar y descargar el recorrido:


Se muestran la ruta en un mapa y en una foto de satélite:


Ruta en mapa
Ruta en foto satélite
1. Cantera de Yeso

Dejamos el coche junto a la carretera en el kilómetro 171 de la nacional 240 a la entrada de Peraltilla. A 200 metros junto a la carretera, podemos ver una colina que ha sido utilizada como cantera para extraer piedra para fabricar yeso.


Cantera de piedra de yeso

2. Horno de Yeso

La piedra extraída se cocía en hornos de leña junto a las canteras. La medida de Cahíz, que se cita en el texto, son 665 kilogramos. Junto a la cantera (kilómetro 0.2), encontramos 5 huecos de hornos hornos. Al lado del molino otro hueco de horno (kilómetro 0.3). Durante la ruta vemos otros 5 huecos donde hubo hornos (kilómetros 0.9, 1.3, 1.5, 4.1 y 4.8).


Hueco de horno

3. Molino de Yeso

En el kilómetro 0.3 de la ruta nos encontramos el Molino de Yeso de la Posada de Abajo que se cita en el texto.


Ruinas de un Molino de Yeso en Peraltilla
Se encuentra situado junto a la carretera nacional antigua.


Situación del molino de yeso de Peraltilla
El edificio está arruinado. Todavía se puede ver los depósitos del molino.


Detalle del molino

4. Caseta de Campo

A partir del molino, la ruta sigue por una pista hasta el kilómetro 1.5. En los kilómetros 0.9, 1.3, 1.5 encontramos huecos donde ha habido hornos. En su entorno vemos restos de canteras en las colinas.


Dejando el molino de yeso
Aquí seguimos por el borde de un campo recientemente roturado de almendros. Luego seguimos por un antiguo camino que bordea unos campos de almendros, como podemos ver en el mapa.

En el kilómetro 2.5 nos desviamos unos metros para visitar una caseta de campo tradicional.


Caseta de campo tradicional
En el kilómetro 3.5 nos desviamos para ver una preciosa caseta de campo con el techo cubierto de vegetación.


Caseta tradicional con techo cubierto de vegetación
En los kilómetros 4.1 y 4.5 volvemos a encontrar huecos de hornos de yeso. Las colinas de yeso están rodeados de cultivos de cereales, almendros y olivos.


Paisaje
Paisaje

5. San Joaquín y Peraltilla

Regresamos por una pista que pasa entre dos colinas. Conforme nos acercamos, vemos a lo lejos la Ermita de San Joaquín y luego Peraltilla.


Ermita de San Joaquín al fondo
Viendo Peraltilla

6. Túnel del Canal del Cinca

Pasado el collado cogemos una pista que nos lleva al Canal del Cinca.


Collado de donde venimos
Al llegar al canal (kilómetro 4.8), hacia el oeste vemos la Ermita de San Joaquín y Peraltilla y hacia el este, la boca de un túnel de 4 kilómetros del canal del Cinca que viene desde Pozán del Vero.


Ermita de San Joaquín y Peraltilla al fondo
Boca de un túnel del canal del Cinca
Seguimos por la carretera de servicio del canal hasta llegar a la carretera nacional donde hemos dejado el coche.

Daniel Vallés Turmo, 12 de octubre de 2014