miércoles, 16 de abril de 2014

Circular Soperún Sis

Esta ruta circular entorno a Soperún subiendo a la Sierra de Sis es un homenaje a la batalla que tuvo lugar en el año 914 contada en la ruta Batalla de Soperún 914 en su 1.100 aniversario para recordar los heróicos inicios del Condado de Ribagorza.


Es una ruta de 13,55 kilómetros con un desnivel de unos 800 metros que podemos consultar y descargar en wikiloc: Circular Soperun Sis. Tranquilamente son unas 7 horas.




La ruta es circular a Soperún ascendiendo a la Sierra de Sis.


La aproximación a la ruta se puede hacer por distintos medios y lugares. Se puede llegar en coche normal, al final con pista hasta Soperún. Hasta el Coll de Vent se puede llegar en todoterreno subiendo por Cajigar o por Serraduy.

Aconsejo comenzar en Coll de Vent. He dejado el coche en Riguala donde llega una carretera asfaltada desde Serraduy. Siguiendo la pista llegamos en 1 hora y 15 minutos a Coll de Vent. Son 4 kilómetros y 375 metros de desnivel. Ida y vuelta, tenemos que contar unas dos horas y media. Así, el total de la ruta serían 9 horas y media.



Cuando llegamos a la vertiente de Coll de Vent entre Serraduy e Iscles nos encontramos la cabañera que sube a la Sierra de Sis por los pies del Brocoló. Sorprende encontrarnos dos balsas para abrevar en los alto del collado.


Brocoló desde la cabañera
Comenzamos la ruta circular en el repartidor de ganado de Coll de Vent siguiendo la señalización de la GR 18 hacia Bonansa. En lo alto de la sierra vemos a lo lejos la torre de vigilancia forestal en lo alto del Amurriadó hacia donde nos dirigimos.


Coll de Vent hacia El Grau
El primer tramo hasta el collado del Brocolo es todo subida durante 1,4 kilómetros remontando unos 300 metros de desnivel.



El trazado comienza por una pista que lleva a una torre de alta tensión. Si se tiene ganas, se puede alcorzar una de las curvas. Al llegar al pié de murallón del Brocoló, la pista deviene camino.

Brocoló
La parte final de subida hasta el collado se hace por un sendero que sube en zigzag. Desde arriba vemos el camino a los pies del Brocoló por donde hemos venido.


Collado del Brocoló
Hacia el este vemos El Grau por donde volveremos de Soperún.

El Grau
Hacia el oeste el valle del Isábena con Serraduy junto al río. Los cantos rodados del conglomerado nos recuerda que en lo alto de la sierra de Sis corría un gran río que desembocaba en el mar del Tetis en Serraduy. Los murallones que rodean la sierra son fruto de la erosión posterior.

Valle del Isábena
Hemos finalizado el primer tramo del recorrido.



El segundo tramo del recorrido es una empinada ascensión hasta el kilómetro 2,8 para llegar a la cima de la Sierra de Sis con unos 200 metros de desnivel.


Lo bueno de la ascensión es que se hace junto a la cresta y tenemos un paisaje increíble hacia el este. A la derecha, Roca Cirera.

Subida hacia la cumbre de la sierra de Sis
Conforme subimos, vamos viendo con perspectiva el Brocoló. A la derecha  podemos ver el Mallo de San Esteban del Mall por donde tuvo lugar la invasión de Al Tawill en el 908. Más a la derecha, está Roda de Isábena.

Brocoló
Cuando llegamos a la cumbre de la sierra, vemos que el esfuerzo ha valido la pena por el paisaje del Pirineo y los pastos todavía adormecidos por el invierno.

Turbón
Enfrente vemos el Amurriadó hacia donde vamos. En primer lugar, los murallones hacia Soperún.

Amurriadó
Debajo de los murallones, Soperún.

Soperún
Hemos finalizado el segundo tramo del recorrido.


El tercer tramo es el más agradecido porque apenas tiene subidas y disfrutamos del paisaje siguiendo la cabañera



Es fácil imaginarse al conde Bernardo con su gente cabalgando por las lomas.

Sierra de Sis. Cumbres
Al llegar al pilar de Tonie, vemos a Soperún y El Grau hacia abajo.

Soperún y el Grau
También, vemos el Coll del Vent desde donde venimos.

Coll del Vento a lo lejos
Al llegar a la cumbre del Amurriadó, vemos como la cumbre de la sierra continua hacia hacia el norte. Al fondo vemos la loma donde estaba le castillo de Ballesía, desde donde Manuel Iglesias dice se pudo preparar la toma de Soperún.

Cresta hacia el norte de la Sierra de Sis
Hacia el nordeste vemos Betesa a los pies de la loma que lleva hacia la posición del castillo de Ballesía.

Betesa
Hemos finalizado el tercer tramo del recorrido en el kilómetro 5 de la ruta.


Para regresar a Soperún descendemos por una loma con pradera por donde pudieron bajar en caballo el Conde Bernardo y sus huestes. Es la Sierra de San Vicente. El tramo final de la loma ha sido plantado en los años 50 con pinos. Una pista nos lleva desde el Coll de Boix hasta Soperún.


Comienza la bajada por pastos. Seguimos la cumbre para ver el paisaje a ambos lados.

Comienzo de la bajada al Coll del Boix
Vemos la bajada de la pista por el Coll de Boix.

Bajada por Coll de Boix
Al norte vemos la loma donde estaba el Castillo de Ballesía junto a la cabañera, protegiendo Obis y Betesa.

Loma del Castillo de Ballesía
Dejamos el Amurriadó en lo alto de la sierra de Sis. Al llegar al pinar, seguimos una pista forestal que nos lleva al Coll de Boix en el kilómetro 7,5 de la ruta.

Amurriadó
Desde el Coll de Boix vemos el Brocoló y Soperún.

Soperún
Una pista nos lleva hasta Soperún. Podemos hacer algún alcorce en las curvas si tenemos fuerzas.

Coll de Boix
En el kilómetro 11 de la ruta nos encontramos Soperún.

Soperún
San Martín está derruida, apenas manteniéndose en pies la torre.

San Martín de Soperún
En el año 1845 el Madoz contabiliza 43 casas. Están aisladas y son grandes ya que tienen corrales al dedicarse a la ganadería. Algunas casas se están arreglando para que no se derrumben.

Casa de Soperún
Para regresar al Coll de Vent seguimos el antiguo camino que está marcado.


El camino recorre una parte boscosa hasta llegar al Grau. Aquí nos encontramos un pilaret que tenía un santo en la urna. En la zona de Ribagorza nos encontraremos muchos.

Pilaret en El Grau
A partir del Grau, el camino va bordeando la sierra hasta llegar al Coll de Vent donde comenzamos.

El Grau
Puedes consultar más rutas de la Sierra de Sis.


Esta ruta se ha realizado el 15 de abril del 2014.

Daniel Vallés Turmo